Segregando dopamina

Sí, estoy consciente de que estoy pasando por el proceso bioquímico más sufrido por la humanidad. Estoy, coloquialmente hablando, enamorada.
Esa es la sensación más placentera y poco sutil que ha desarrollado nuestro cerebro. Bueno, a mi punto de vista.
Lo miro y ¡Zaz!: adrenalina, dopamina corriendo en mi sistema, las pupilas se dilatan y mis ojos se tornan brillosos y llamativos; se me eriza la piel y una sonrisa nace, de forma inconsciente, en mi tímido rostro de jovencita empírica y terca.
Ah, es como ese instante en el paraíso que se da cuando se tiene un orgasmo en pleno acto amoroso, sexual.
Es convulsionar en silencio.
Estoy padeciendo un proceso bioquímico, estoy finamente en la producción de dopamina, estoy perdidamente enamorada.
Yo te quiero con todo mi sistema límbico, con todo mi hipotálamo, con toda mi inteligencia.

Julia María del Prado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s