Poema a mi viola.

Es su dulce canto

Su suave brazo

Su curvo cuerpo

Y su dulce encanto.

 

Cuando la tomo en manos

Es uno conmigo

Somos dos, somos uno.

Somos damas.

 

Si no fuera

Regalo de la música,

Mi instrumento

Si fuera hombre

 

O quizá mujer

Le amaría toda mi vida.

Es mi victoria su alma,

Su sonido.

 

Canta porque canto,

Llora porque lloro

Y suena,

Porque toco.

 

No es madera,

Es mía, mi viola

Mi hija, mi hermana

Mi dadora de vida

 

Mi música,

Mi mejor aliada

Mi salida

Y mi entrada.

 

El amor de mi vida,

Mi dama

Mi amiga

La que me calma.

 

Si con su canto

No te enternece

Yo estoy mal

Porque ella perfecta está.

 

A veces

Es una odisea,

Es pesada

Y hasta osada.

 

A veces

Es dulce, canta

Suave, te tiende

Sobre nubes de lana.

 

Es señora,

Es muchacha

Es niña

Y repito, es mi dama.

 

Julia María del Prado

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s