Me quemo

Ya no aguanto, me estoy quemando. Estoy ardiendo en las llamas de un amor imposible y necio. Tengo la necesidad de abrazarlo justo ahora, pues digamos que el clima no está para más. 

Hace frío, pero de ese frío húmedo que cala en los huesos y te pide la compañía sentimental de alguien. Todo con tal de que ese calor humano no sólo calme el frío, sino la hoguera que arde en el alma. 

Siento que dos semanas son eternas, necesito mirar su rostro; necesito oír su voz, sus halagos que son tan dulces como la miel y sí, también necesito sentir su mirada penetrante que se dirige hacia mí cada vez que se da la oportunidad.

Me estoy quemando, ¡Me quemo!. Estoy ardiendo por dentro, estoy muriéndome y no aguanto.

Ya no puedo escribir, ya no puedo tocar, ya no puedo leer ni pensar. Todo se ha vuelto un esfuerzo mayor. Ya no siento que las cosas sean ni tan fluidas ni espontáneas como solían serlo, espero que en dos semanas eso acabe. No resisto más.

¡NO RESISTO!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s