Cielo adolorido

Hoy desperté y miré por la ventana, como todos días, y vi un cielo adolorido. 
Vi un cielo que me recuerda a mí, un cielo gris, opaco, ausente…
Me gusta esta clase de eventos cotidianos, porque me hace sentir bien el saber que no sólo yo estoy triste, sino el cielo también. Está nublado y quizá más tarde llueva. Yo estoy muy gris y quizá más tarde llore. 
Me arrastro por el sendero del pateticismo inconcreto, porque me sé positiva y colorida, pero me encanta estar en las penumbras de la vida, en las manos de Chole, en el abismo de un “esperaré a qué pasará mañana sin poner peros a la providencia”.

Julia María del PradoImagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s