Supongo

Supongo que hay ha sido un día de esos, no sé, que son raros pero perfectos.
Hoy amanecí agripada, o como prefiero llamarme: sensualmente mococienta.
Recogí mi nueva libreta, en la cual pienso escribir mis nuevas ideas, poemas y esas cosas sublimes y miserables.
Fui a la cineteca del teatro “Armando Manzanero”, a ver un documental sobre el suicidio en Yucatán… ¡Semejante cosa!. Mis acompañantes se aburrieron y empezaron a cabecear, por lo tanto, tuve que salirme. La verdad es que, a mí, todas esas cosas mundanas y pueriles, me encantan.
Después del teatro, fuimos a una plaza a tomar un café, a comprar…. cosas de mujeres, bah.
Almorzamos deliciosos subs y fuimos a Gandhi. La verdad es que, como soy fumadora, mis papás no sueltan fácil el dinero, dicen que quemo su dinero. (Soy una cosa muy inconscientemente consciente y viceversa). Después de todo, mococienta, adolorida, cansada, harta de tanta gente, llegué a casa con “Matar a un ruiseñor” de Harper Lee, una libreta artesanal para inspirarme sin cadenas y ropa para el concierto próximo de la Modus Novus (orquesta).
¿Cómo acaba este día?.
Fácil, con una representación de Carmen de Bizet, por Canal 22,un libro pidiéndome ser leído y  una bolsa llena de papel lleno de fluidos nasales. 
Me hace falta una tacita de té con miel.

Julia María del Prado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s