Quiero

Quiero, pero no quiero
Debo o tal vez no debo
Ya no sé que pasa
Los impulsos me sobrepasan
Quisiera saber el por qué
Pero está más allá del ser
Está más escondido que el misterio de la vida
Mientras tanto yo, pensando, me quedo en agonía.
Si lo pudiese hallar
Quisiera que fuera tan fácil como jugar,
Jugar a las escondidas,
Detrás un muro quizás se esconderá
Así no me haré la perdidiza.
Viento, en tu canto envuélveme
Árbol, en tus hojas revíveme
Tierra, en tus brazos concédeme,
Juntos, la respuesta de esta duda concédanme.
Si en el silencio está la respuesta
Trataré de oír aunque digan que no se pueda
Si en el ruido está
Escucharé cada uno hasta que aparezca.
No quiero que mis oídos lo sepan,
No quiero que mis ojos lo vean,
No quiero que mis manos lo sientan.
Ya me cansé de buscar esa respuesta
Ya no sé si lo mi búsqueda sea cierta
Mi alma está llena de desesperanza,
De desventura y añoranza.
Dile a aquél,
Al que según tú es el supremo
Dile que ahora ya no le temo
Dile que sigo sin confiar en él.
¡Que no soy yo quién le ruega!
Es Satanás que me obliga
Pues mi alma es tan indigna
Que ni el mismísimo Lucifer me condena.
Es preciso decir
Que es mejor vagar en el vacío
Viajar por el sin fin
Del universo desconocido.

Julia María del Prado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s