Ausencia

Es algo que por muy tenue que parezca, es sólo cuestión de términos, porque la ausencia real se siente mas no se explica; mas yo trato de explicarla. Ausencia, sí, ausencia en lo que me da cuando no estás, porque mi alma se va contigo y entonces, yo también me pongo ausente. Es la brisa fría que me pone la piel de erizo, o quizá de gallina. Es la falta, sí, la falta de ti, de tus brazos, de sentirme bien y sin rechazos. Es que tú me llenas y eso, a regañadientes y mal explicado es la ausencia, tu ausencia.
Es vacío, esa es la palabra correcta, aunque sólo sea eso, una palabra.
Me comienzo a rendir, porque explicarlo no puedo, es difícil, más aún sin tu presencia; porque sería más fácil explicarte tu presencia: chispeante, real, espontánea, ojos, boca, lengua, manos, tú.
Con tu presencia me hieres, con tu ausencia me matas.
¿Qué debo hacer?, ¡Me rindo!, porque no hay palabras para expresar esto que es raro y me ha tomado por sorpresa.

Julia María del Prado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s