Torpe noche insomne

Imagen

La luna se hace presente,
la bóveda celeste
se torna oscura,
pasiva, taciturna.

Las aves vuelven
hacia sus nidos,
les esperan alegres
sus pajarillos.

La temperatura desciende,
los grillos tocan;
las estrellas se encienden
y mi mente se alborota.

Tic-tac, tic-tac
el tiempo pasa y heme aquí
tic-tac, tic-tac
no sé qué pasa.

Las gotas caen de la llave
y el insomnio me besó
tan dulce, lento y suave
que ahora no logro

cerrar los ojos,
apaciguar mi mente.
Me rindo a los astros
que cantan tranquilamente.

Y pasan las horas 
como estrellas fugaces,
que se van ahora
y ya nunca vuelven.

Me enfrasco en los recuerdos,
la vida de mi piel,
los dolores de mis huesos.
Todo me sabe a hiel.

Sale el sol,
las aves cantan;
Aquí estoy
como una extraña.

El insomnio es un maestro
es un verdugo.
Vierte las uvas al cesto
y hagamos jugo.

Vierte tu vida al vaso
y bebamos el resto
después, que la botella
de tu cuerpo

se me antojará mañana,
quizá ayer.
Una torpe noche insomne
¡Ah, qué triste me pone!.


Julia María del Prado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s