Explícame mi bienamado

¿Qué hago con ésto?

Si en mi pecho se alebrestan feroces
mil caballos cuando tus labios dulces
mencionan tersos mi nombre, Julia,
y mis raíces, mi alma, se queda muda.

Si el vaivén de tus manos me embelesa
y con tu mirada tus ojos me besan;
se formas suaves surcos en mis mejillas
ahora rosas por tu bella sonrisa.


¿Cómo te  hago entender?

Que las palmas de mis manos
quieren enredarse durante años
entre las tuyas, y formar así,
inextricable enredadera en ti.

Que mi corazón de papel se llena
de letras sólo con que me veas
y tus ojos iluminen mi miserable ser
que vive errante por este querer.


¿Puedo decirte acaso?

Cómo mi ser se sucumbe lento
ante tus pasos de viento
que van volando lejos de mí;
para ser de otra, no digas que sí.

Cómo se derrama mi querer mundano
cual rocío resbalando en tu pétalo
por la mañana fresca y amorosa
que nos embriaga silenciosa.

¡Cómo decirte, mi Adán,
que eres mi bien, mi mal!
¡Cómo no caer en tu red
y hacerme de tu querer!.

 

Julia María del Prado

Anuncios

2 comentarios en “Explícame mi bienamado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s