Tercetos doloridos

Quizá te he escrito una carta, o dos…
puede que también las haya roto
como tú rompiste mi corazón.

Deseo que no comiencen a especular
sobre a quien dedico estos versos
porque jamás lo han de descifrar.

Dedico estas oraciones a todos esos
que me han llenado de ilusiones,
de amor, de abrazos y de besos

pero que con la misma me han vaciado
hasta el alma con su partida
y entonces me quedo sola, me han dejado.

Memorias perfumadas y mil colores
recorren mi piel asustada y ajada
por la remembranza de los sinsabores

de los amores pasados y lejanos
que se convierten en sombras azules
que van detrás mío por todos lados.

Llénome de la más agria desventura,
el pasado me ata las manos
y yo trato de librarme de la atadura.

Sáquenme de este pozo oscuro y mojado,
este agujero negro que me devora
poco a poco, mis ilusiones ha atrapado.

Esperaré tranquila a que llegue la hora
en que a todos los que he amado
se desaparezcan con la aurora

y suene el clarín en los cielos anunciando 
un nuevo inicio para los desventurados
que esperándolo han sufrido tanto.

Julia María del Prado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s