Mecanismo descompuesto

reloj-hiroshima

Soy el mecanismo de un reloj
que ya no da más la hora.
Mi alma se ha vuelto una sombra
que se oculta tras el sol.

Se acabó el tic-tac del amor
que solía, a cada segundo,
cambiar de grave a agudo,
el tono de mi canción.

Soy una loca sin camisa de fuerza
que camino sin rumbo, sin sentido
en el paraíso: manicomio escondido;
mi camino está lleno de flores frescas.

Son los recuerdos que florecen coloridos
en las aguas transparentes
de mi muy apacible -intranquila- mente;
De aquí nadan algunos pececillos.

Soy una gota de lluvia que canta silenciosa.
Caigo, chispeo, grito, lloro,
muero, vivo, callo, me ahogo
totalmente en silencio, nada se alborota.

Soy el mecanismo de un reloj
que ya no da más la hora;
es tiempo de volverse gaviota
y perderse en la inmensidad del cielo.

Julia María del Prado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s