Soneto de tu amor

Mi amor, hacer el amor contigo
no es hacer el amor;
es hacer el paraíso.

Sentir tu piel de nube,
ver tus ojos de tierra…
sentir tu hálito: dulce niebla.

Tu dulce beso es como la noche:
eterna, lejana y acogedora.
Es como la suave trayectoria del roce
que se produce en nuestras bocas.

Es fricción celestial y pecadora,
es fusión dolorosa y verdadera.
Es metamorfosis reveladora,
es caricia sublime y traicionera.

Julia María del Prado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s