Cambios espontáneos

Lector:
Querido lector, confidente, mejor amigo… Hoy ya no sé qué me pasa.
Quiero confesar que últimamente todo mi amor, se ha vuelto odio. Ya no sé cómo amar a las personas, en mi vida, incluso puedo decir que quienes me dieron la vida me han fallado. Es raro, es horrible. No se puede confiar en nadie. Últimamente, quiero declarar que todos mis intenciones sentimentales están basadas en la búsqueda de un equilibrio físico y mental. Para mi desventura, siempre me lío con hombres que aunque me prometan con pacto de sangre que de a veras me quieren, al cabo de unos meses, tal pacto se anula.
Desconfío hasta de mi propia sombra, sin contar que soy una maldita lectora de gentes. No hay como engañarme, no hay como mentirme. Todo lo noto, todo lo capto. Soy como un maldito polígrafo viviente.
El problema yace, lector de mi corazón, en que soy muy sensible aunque me vea como una roca sin sentimientos. Cuando me percato hasta de la mentira más blanca y noble, me rompe los malditos ovarios y el jodido corazón. Sí,bueno… Pero eso va haciendo, va generando una desconfianza que va creciendo. Todo el amor que sentía, se va volviendo rencor…
¿Porqué, lector, porqué?
Ya sé que mi futuro es ser la señora de los gatos de mi calle. Eso no me enfada.
Considero que es tiempo de cerrar ciclos rosas.
Perdón de antemano si esto es peor que un diario de quinceañera.

Julia María del Prado

Anuncios

Un comentario en “Cambios espontáneos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s